EL JUICIO DE HIDALGO

Fuente: Arturo Cruz Bárcenas - Periódico La Jornada Miguel Sabido tiene un currículo amplio. Es licenciado en Letras Dramáticas y doctor honoris causa por el Centro de Estudios Universitarios en Monterrey, es uno de los dramaturgos, directores y productores más prolíficos de la escena nacional. Ha dirigido innumerables obras de teatro, filmes y programas de televisión, y recibido más de 70 premios y reconocimientos nacionales e internacionales.

Como estudioso de la comunicación es autor de la Teoría del Tono, la cual fue publicada por la Universidad Nacional Autónoma de México y traducida a varios idiomas. Como director teatral algunos de sus éxitos son: El gran teatro del mundo, de Pedro Calderón de la BarcaEl avaro, de MolièreLa Celestina, de Fernando de Rojas, y Falsa crónica de Juana la Loca de su propia inspiración. Es autor de la primera telenovela histórica, "La tormenta", que abordaba el tema de la invasión francesa, además de Senda de gloria, "Los caudillos", y "Los insurgentes", por mencionar algunas.

En "El juicio de Hidalgo", su autor y director Miguel Sabido recurre a la noción del teatro de la fuerza y la fuerza del teatro.Al final de la primera representación hace unas semanas, expresó que con está obra cerraba su ciclo como dramaturgo y que no volvería a estar al frente de una pieza de esta naturaleza, pues ya había concluido el gran mural histórico de siete piezas cuyo rompecabezas se completó con está creación sobre el cura de Dolores. Ignacio López Tarso con un tono de molestia, dijo aLa Jornada: Era innecesario que dijera eso, pues debe seguir.

El juicio de López Tarso sobre Sabido es justo, puesto que en México son pocas las obras de dramaturgos mexicanos que se estrenan con un despliegue de producción como El juicio de Hidalgo.En entrevista, Miguel Sabido expresó que El juicio de Hidalgo pertenece a un mural teatral de la historia de México, el cual “inicié con Falsa crónica de Juana la Loca, en donde se discute el modelo de colonia que será la nueva España. Triunfa el punto de vista de Carlos V, quien propone un imperio universal y todos sometidos al mismo.“Después sigue Conquista, realizada porManuel Ojeda, en donde confronto los puntos de vista indígena y español entre la Malinche y Bernal Díaz del Castillo; luego viene Guadalupe y Juan Diego entre preguntas, en la que analizó la imagen fundamental de la Nueva España; sigue Las máscaras de Sor Juana en donde vemos cómo suprimen a las mujeres, y cierro con esta sobre Hidalgo, que no se había representado.

Escribí posteriormente Carlota emperatriz, que aborda el último intento de Europa por volver a instaurar ese tipo de modelo de colonia, y extrañamente la última, que fue la primera que escribí, se titula Zapata, en la que el Caudillo del Sur se levanta al grito de ¡Mueran las haciendas y vivan los pueblos de indios!”El creador añadió que en esta puesta le interesaba mostrar desde un punto de vista dramático, qué es lo que hizo Hidalgo, cuál fue su importancia.“Él se levantó contra las leyes de Indias cuando dice: ¡Muera el mal gobierno!, representado por el virrey. Vemos la trayectoria de un Hidalgo muy guerrero, muy impetuoso, muy iracundo inclusive. Yo parto de su pleito con Allende, que lo toma como prisionero.

Se trata de cómo Hidalgo termina con el concepto de las leyes de Indias que habían regido a la Nueva España durante 300 años. Lo difícil de las siete obras del mural fue hallar un hilo conductor, desde la llegada de los españoles hasta la fecha, pero afortunadamente lo encontré, y esta es la última obra que me faltaba representar. “Juana la Loca tiene más de 200 representaciones, Guadalupe la hice con Carmen Montejo, la de Sor Juana con Carmen Delgado. Me dicen que soy el dramaturgo de la historia de México, pero yo digo que soy el más afortunado, porque repartos como el de este Hidalgo no lo tuvo ni Rodolfo Usigli. Son siete personajes hechos por actores excelentes.”Para Sabido, toda nación integrada necesita un sistema mítico de creencias compartidas.Si no se tiene ese sistema mítico no se tiene esa nación, inclusive se puede ser una nación sin un territorio, ahí tenemos el caso de los judíos, que durante 2 mil años se mantuvieron unidos gracias a sus creencias míticas. En México, es importante hacer un rastreo desde las culturas olmecas, que son el origen de lo que hoy es esta nación. Uno de de los conceptos míticos desde los olmecas hasta María Sabina es el de aquel que puede hablar con Dios e interpretarlo. Eso se aborda en este tema de Hidalgo, quien está unido a lo que es la virgen de Guadalupe.

 

Todos los Derechos Reservados · Roberto D'Amico